7 consejos para dormir en hamaca

7 consejos para dormir en hamaca

Las hamacas  se están convirtiendo rápidamente en un elemento importante para los campamentos, muchas son pequeñas y ligeras que te permiten transportarlas fácilmente.

Algunas de las principales razones por las que la gente usa hamacas son porque nos parecen divertidas, cómodas para sentarse y bastante rápidas para armar. Si estas comenzando con esto de acampar con una hamaca, aquí te dejamos algunos consejos para sacar el máximo provecho a tu hamaca.

Buen hundimiento

Demasiada gente intenta amarrar una hamaca lo más firmemente posible entre los puntos de anclaje. Esto puede causar sus hombros se apreten y arquear la espalda incómodamente. En lugar de eso, trata de colgar tu hamaca con un buen hundimiento, como en una cara sonriente. Si realmente quieres ser preciso, un buen ángulo de inicio es de 30 grados desde la horizontal. Este es el consejo más importante para hacer que tu hamaca sea más cómoda.
Un hundimiento profundo también disminuye el centro de gravedad, haciendo la hamaca más estable y más difícil de caerse.

Diafonal

Colócate diagonalmente a través de la hamaca. Una vez que tengas una buena inclinación, puedes acostarte diagonalmente a través de la tela. Te sorprenderás de lo cómodo que se sentirá cuando tu cabeza y los pies caigan hacia abajo y tu cuerpo se reclina ergonómicamente. Así es como las hamacas fueron diseñadas para funcionar.

Levantamiento de pie

Levanta el extremo de tus pies más alto. En algunos casos, tu cuerpo naturalmente puede deslizarse hacia el centro de tu hamaca, que a veces puede ser incómodo. Para evitar cualquier deslizamiento, trata de colgar el lado del pie de la hamaca alrededor de 20 a 22 cm más alto. Esto ayuda a mantener tu torso más pesado de deslizamiento en el medio.

Almohada de rodilla

Dependiendo del tamaño de tu hamaca (y cuán alto eres), puedes sentir una cresta apretada debajo de tus piernas al acostarte diagonal. Esto puede causar hiperextensión en las rodillas. Para aliviar esta presión, coloca un poco de relleno bajo las rodillas. Ropa extra o una almohada pequeña funcionaría muy bien.

Recuerda: Más largas, no más anchas, las hamacas suelen ser más cómodas, lo que nos permite acostarnos diagonalmente sin hiperextensión de las piernas.

Red para mosquitos

Nadie disfruta de bichos zumbando alrededor de la cara, especialmente si esos bichos muerden. Mientras que algunas hamacas de la selva vienen con la tela cosida de red de insectos, las hamacas recreativas simples no. Una red completa puede rodear completamente nuestra hamaca y crear una vaina espaciosa para leer, descansar y relajarse.

Línea de goteo

Utiliza una línea de goteo en tu suspensión. En días realmente lluviosos, el agua puede filtrarse por la suspensión y hacer que nuestra hamaca se humedezca. Para evitar esto, debemos atar una línea de goteo en nuestra suspensión, colócalo debajo de la lona.

Dobles en el borde

Si nos sentamos en nuestra hamaca puede sentirse como un profundo asiento de cubo. Esto puede ser cómodo, pero si quieres una silla que no te corte la circulación de las rodillas y te permita sentarte en ángulo recto, toma el borde de la tela y dóblala hacia el centro de la hamaca. Siéntate en esta área doblada para lograr un asiento agradable y plano.


Seguridad de la hamaca:
El acampar con una hamaca puede ser una alternativa divertido al ir de campamento. Mantente seguro siguiendo estos tips de seguridad:

  • Para evitar caídas peligrosas, cuelga la hamaca a no más de 60 centímetros del suelo.
  • Evita colgar la hamaca sobre el agua, abismos en el suelo, sobre las mesas u objetos afilados.
  • No participes en el apilamiento de hamacas, en el que múltiples hamacas se apilan verticalmente.

0 Comentarios

No Comentarios Aún!

Se el primer comentario Comenta este post!

Leave a Reply