Como seleccionar bien el equipo

Como seleccionar bien el equipo

Cuando hablamos de definir el equipo que debemos llevar la planificación es fundamental.  Debemos valorar las necesidades personales, el clima y el terreno al que vayamos a ir, así como el volumen de equipo que podemos transportar.


Preparar el equipaje

Lo primero a tener en cuenta es sopesar el equipo con respecto a las limitaciones de medio de transporte que hayamos elegido.
Es recomendable ordenar el equipo en orden  inverso; las piezas que deseas tener más a la mano serán las últimas en colocar.

En los bolsillos laterales o exteriores podremos guardar las piezas de uso frecuente, así al necesitarlas será más rápido acceder a ellas que buscar en toda la mochila.

Teniendo en cuenta que el clima ya no se predice con exactitud,  tener una bolsa seca en la mochila podría evitar que si llueve o le cae agua por alguna razón nuestro equipo se moje.  Si guardas algo húmedo, trata de ventilar lo en cuanto hagas una parada. Esto hará que no guarde malos olores y no guarde humedad tu mochila.

Al terminar de guardar nuestro equipo en la mochila, asegúrate de llevar todos los bolsillos bien cerrados.

mochila que llevar

Decidir que llevar

Lo que determinará que equipo necesitaremos será el entorno al que vayamos, pero como mencionamos anteriormente , el medio de transporte es la principal limitación en lo que respecta al equipo. Cuanto más equipo cargues, menos lujos podrás permitirte; el peso de más dificultará tu libertad de movimiento, te restará demasiada energía, hará que vayas más despacio y te limitará la distancia que puedas recorrer cada día.

Aligera la carga

Si tenemos pensado realizar una larga caminata para llegar a donde queremos acampar es importante deshacernos del exceso de peso y volumen lo mas posible que podamos, aunque sólo sea una pequeña cantidad. Cuanto más grande y pesada sea nuestra mochila, más nos costara trabajo trasladarnos en el camino.

Si ya lograste reducir el equipo a lo más esencial y aun sientes que pesa demasiado, puedes probar aligerar el peso o el volumen de las piezas que lo componen.

Las tres cosas más importantes que debemos de considerar son: tienda, sleeping bag ( saco de dormir) y mochila.  Si deseas modificar una de estas cosas podrías tener en cuenta la posibilidad de usar un vivac con arco o con funda de lona en lugar de una tienda; busca el saco de dormir más ligero que puedas  ( hay sleepings que pesan menos de un kilo) e intenta conseguir una mochila ligera y que se acomode a tus necesidades.

Peso de acuerdo al transporte

A pie: Si se considera caminar una larga distancia es primordial tener en cuenta que tipo de mochila llevar. Las mochilas se encuentran disponibles en una amplia gama de volúmenes, desde 30 litros (para un día) hasta 80 litros (para una semana o más).  El peso de la mochila determinará  la distancia y la actividad que podrás realizar cada día.

En bicicleta: Las alforjas para bicicleta se pueden llevar adelante, atrás o a los lados, y se encuentran en muchas formas, tamaños y capacidades ( de 5 a 50 litros) Las más grandes te brindaran suficiente espacio para llevar el equipo esencial, como una tienda, el sleeping, el equipo para cocinar y ropa de cambio, pero también estarás limitado por el peso y por la necesidad de incluir un kit de mantenimiento para la propia bicicleta.

En carro: En esta situación no hay necesidad de renunciar a nada, se puede acomodar el equipo extra en la cajuela o con una lona encima atada en el exterior del vehículo. El principal problema que tendremos es la proporción peso-combustible: cuanto más pese el vehículo, más combustible consumirá.

Priorizar el equipo

Es muy poco probable que podamos llevar nuestro equipo completo en todo momento, y en una situación de emergencia es posible que no tengas tiempo para reunirlo todo. No obstante, si priorizamos el equipo de antemano tendrás todos los elementos esenciales o lo bastante cerca como para disponer de ellos en tan sólo unos segundos. Deberemos agrupar las piezas en tres categorías:

Primera línea: Cuando hablamos del equipo de primera línea nos referimos al equipo básico de supervivencia. Es aquel que si algo sale mal y tiene que abandonar el grueso del equipo para evitar daños o la muerte, lo que lleve puesto será cuanto tenga para sobrevivir. Por lo tanto, deberá incluir prendas de ropa básica para la vida al aire libre y elementos imprescindibles para la orientación y la seguridad. El cuchillo de supervivencia, el pedernal y la riñonera conforman el cinturón de supervivencia.

El equipo de primera línea podría cambiar a medida que avanza la jornada ya que se tendrá que valorar los riesgos de la situación y adaptar sus prioridades.

Las linternas forman parte importante del equipo, incluso aunque no tenga previsto moverse en la oscuridad, ya que la sustracción puede cambiar de forma inesperada.

Segunda línea: Lo conformara todo aquello que necesitarás en condiciones normales.  Puedes llevarlo en una mochila pequeña o en los bolsillos del pantalón. (la idea es que lo lleves encima en todo momento) .

Algunos ejemplos de equipo de segunda línea son:  Una muda de ropa, vivac, cuerda, kit de primeros auxilios, artículos para preparar una bebida caliente, recipiente metálico y kit para preparar fuego.

Tercera línea: También llamado “carga de mantenimiento”, consiste básicamente en lo necesario para mantenerse con vida y prolongar una salida larga. El volumen dependerá del medio de transporte y de la cantidad total de equipo que puedas transportar. Algunos ejemplos son: Algún tipo de refugio como lona impermeabilizada o tienda, utensilios para cocinar como una estufa pequeña o recipiente, mochila pequeña, provisiones, saco de dormir o colchoneta, recipiente para agua o pack de hidratación.


Con estos consejos podrás ver que con un poco de planificación,  estarás bien equipado para cualquier eventualidad.

1 Comentarios

  1. Gerjes Roddel julio 06, at 02:15

    Me encantan sus publicaciones. Soy una persona que gusta de la vida al aire libre y sus artículos me han sido de gran utilidad. Saludos.

    Reply

Leave a Reply