Consejos para acampar con niños

Consejos para acampar con niños

Salir de campamento con los pequeños puede ser todo un desafío; pero sin duda una de las mejores experiencias que se pueden compartir en familia. Estos son algunos de los consejos que debes considerar para acampar por primera vez con ellos.

Además de ser una opción sana y económica, convivir durante unos días en contacto directo con el entorno natural y alejarse de las rutinas y el ritmo de la ciudad es también una excelente manera de estrechar los lazos familiares y reforzar la comunicación tranquila y sosegada entre los miembros de la familia.

LA ELECCIÓN DEL LUGAR
Lo más importante antes de salir de campamento es investigar sobre zonas seguras para desarrollar esta actividad y que ofrezca servicios básicos como: Agua potable, sanitarios, sitios adecuados para refugiarse en caso de lluvia, vigilancia, etc.

Una buena idea para que los pequeños se habitúen a dormir en el exterior y superen los posibles miedos a la oscuridad es hacer una prueba. Por ejemplo Planificar con ellos una acampada casera.

PREPARACIÓN DEL EQUIPO

Lo más importante del equipo es la casa de campaña, bolsa de dormir y utensilios para cocinar. El tipo de casa de campaña depende del tiempo que nos quedemos, de la forma en que viajemos. No es lo mismo ir con la mochila que con un vehículo donde podemos cargar más cosas. El tipo de Sleeping Bag depende de la estación del año, aunque la mayoría de las familias que hacen camping lo hacen en los meses de primavera y verano. Otro punto importante es llevar un aislante (bajo sleeping), aunque cada vez más, casi todos llevan colchones inflables para estar más cómodos. Otras herramientas:

Para comer y cocinar: Mesa, Cocina portátil, encendedor, vasos, platos, cubiertos y servilletas. Estropajo para platos, detergente biodegradable, estropajo para platos, detergente biodegradable, bolsa para basura, trapos de cocina.
Para el aseo personal: Papel higiénico, jabón, gel antibacterial, desodorante, pasta y cepillo de dientes, protector solar, toallitas de bebé, además de un botiquín de primeros auxilios y ropa de cambio. 

 

DURANTE LA MARCHA

Al viajar con niños, sobre todo si es la primera vez es conveniente adaptar el ritmo del viaje al de los peques. Cuando se viaja sin prisas se disfruta más. Intenta respetar los horarios de comida y sueño de los niños en la medida de lo posible, sobre todo si son muy pequeños.

Cuando se llegue al terreno de la acampada, se debe dar a los niños orientaciones sobre dónde se encuentran para que, en el caso de que se extravíen, puedan localizar sin dificultad el campamento. Se pueden utilizar referentes como árboles muy altos o rocas, entre otros tipos de señalamientos naturales.

Durante la noche, conviene proporcionar a cada niño una pequeña linterna con suficiente carga. Además de hacerle sentir más seguro, puede ser de inestimable ayuda en caso de extravío.

0 Comentarios

No Comentarios Aún!

Se el primer comentario Comenta este post!

Leave a Reply