Cómo purificar el agua: Trucos de supervivencia

Cómo purificar el agua: Trucos de supervivencia

En el mundo Outdoor y la vida en la naturaleza existe una regla de oro: “Nunca bebas agua de dudosa procedencia” y aunque parezca exagerado es muy bueno desconfiar siempre del agua que la madre naturaleza nos provee.

Por desgracia en muchos lugares del mundo el agua natural puede estar contaminada, ya sea con contaminantes artificiales, como fertilizantes utilizados en los campos, o por actividad humana o animal. La ingesta de agua contaminada puede alterar nuestro organismo contrayendo enfermedades tales como tifoidea, cólera o disentería además de otros trastornos generados por parásitos que podemos contraer al beberla. Está claro que contraer un problema de salud estando de excursión no es muy conveniente y opacará nuestra salida. Por lo tanto es fundamental desconfiar siempre y potabilizar el agua que tomamos. Para eso existen diversas maneras de hacerlo.


Potabilizar el agua hirviendo

Cuando el agua alcanza el punto de ebullición, las bacterias e impurezas mueren o quedan neutralizadas. Para ello herviremos el agua un mínimo de 5 a 10 minutos, aunque lo más recomendable son 20 minutos. En casos extremos de supervivencia, una forma de purificar cualquier líquido y rescatar solamente el agua que éste contiene, es hacer hervir el líquido y destilar el vapor en otro recipiente en donde obtendremos agua pura, sin peligro de bacterias, concentración de sales o minerales peligrosos para la salud. De esta manera podremos destilar hasta agua de mar si se quiere. Hay que tener en cuenta que el agua que proporciona el destilado es lógicamente agua destilada, por lo que conviene enriquecerla con una pizca de sal.


Potabilizar agua con cloro

El cloro es uno de los desinfectantes más efectivos contra las bacterias. Sin embargo, no tiene buenos resultados contra los virus que habitan el agua sin potabilizar. Por eso se recomienda filtrar el agua antes de clorarla y después de la aplicación del cloro debe mezclarse bien y dejarse reposar 30 minutos para que el cloro entre en contacto con los microorganismos.


Potabilizar agua con yodo

El yodo es un desinfectante muy eficaz para eliminar las bacterias, los virus y otros microorganismos que podemos encontrar en el agua. En general, de 2 a 10 gotas por litro son suficientes para purificar el agua clara. Aquí también, para aumentar la efectividad, es preferible filtrar el agua antes de aplicar el yodo, mezclarse y dejarse reposar durante 15 a 20 minutos. Este sistema es recomendable para utilizar en el lavado de frutas y verduras dejándolas reposar en agua con yodo durante 10 minutos.


Potabilizar agua mediante pastillas potabilizadoras

Existen pastillas ya preparadas y a la venta en el mercado que sirven para potabilizar el agua. Usar pastillas potabilizadoras de agua es quizás el método más práctico y efectivo para potabilizar el agua. Estos compuestos deben aplicarse en cantidades exactas y respetando el reposo necesario antes de consumir el agua. Se recomienda siempre leer las instrucciones de uso en el envase y fecha de vencimiento. Es conveniente llevar siempre pastillas potabilizadoras en nuestra mochila o en nuestro kit de supervivencia, ya que son un sistema muy rápido, fiable y fácil de utilizar.

Lo ideal en cualquier excursión corta es llevar desde el inicio la dosis suficiente de agua a fin de no tener que recurrir a juntarla.

0 Comentarios

No Comentarios Aún!

Se el primer comentario Comenta este post!

Leave a Reply