Como sobrevivir a una avalancha

Como sobrevivir a una avalancha

Imaginemos que estamos caminando por una montaña cubierta de nieve, tanto que hizo de nuestra caminata cansada y laboriosa, pero con el impresionante paisaje llenándonos de mucha vitalidad.

Seria casi el día perfecto ¿ no?… si esto no fuera una nota de ¡Supervivencia!. De repente, escuchas un fuerte ruido a la distancia, y te enfrentas a uno de esos escenarios no tan atractivos; una avalancha descontrolada.


¿Cuales son tus opciones?

Primero que nada debemos saber todo desde el comienzo.

Las avalanchas son causadas por humanos principalmente. Las investigaciones realizadas por el Utah Avalanche Center descubrieron que en la gran mayoría de las avalanchas mortales, el deslizamiento es provocado por el peso de la víctima o alguien del grupo de la víctima.

En primer lugar, debemos consultar los pronósticos en línea para ver si puedes encontrar algún riesgo de avalancha en tu ruta. Si incluso estás pensando en viajar en una región propensa a las avalanchas absolutamente debes llevar (y saber cómo usar) un ARVA. Este aparato emite continuamente una señal emisora que supera la capa de nieve que el mismo tenga por encima en caso de estar sepultado por un alud de nieve.

Los equipos de rescate o los receptores que lleven otros compañeros permiten localizar cualquier señal a una frecuencia concreta con mucha exactitud, consiguiendo, en caso de actuar rápidamente, salvarnos la vida.

Cabe mencionar que de las cosas más importantes a tener en cuenta es nunca ir solo. Viajar en grupo, obedecer todas las señales y advertencias y asegúrate de tener una ruta bien marcada.

Las llamadas “zonas de escasez” son un peligro significativo e históricamente han sido responsables de muchas muertes por avalancha.

Siempre ten en cuenta las pendientes sobre ti, no simplemente en las que estas excursionando. Y no asumas que una caminata por debajo de la línea de árboles en lugar de en un terreno abierto cubierto de nieve es segura. Las avalanchas grandes pueden arrancar árboles y romperlos como palillos asi como también pueden dañar o destruir estructuras.


Algunos otros puntos a considerar: 

El peligro de avalancha es generalmente más alto durante o en el día después de fuertes nevadas. Sin embargo, el derretimiento (y, en algunos casos, la posterior congelación) de la capa de nieve también puede aumentar el riesgo, al igual que la lluvia, así que debes tener en cuenta los cambios de temperatura recientes.

Además de las pistas mencionadas, las áreas con afloramientos rocosos también representan peligro. Las cornisas, o las salientes expuestas de nieve soplada por el viento, pueden indicar secciones de nieve inestable, depositada por el viento abajo.

No serás capaz de superar un deslizamiento de nieve ya que esta puede alcanzar velocidades de descenso de 128 kilómetros por hora. En cambio, si escuchas o ves una avalancha, muévete rápidamente en una dirección perpendicular a la diapositiva; la nieve se mueve más rápido en el centro de la esta.


Si detectas una avalancha por encima de ti, hay algunos pasos a seguir para minimizar la exposición.

Primero, aléjate de las quebradas y las barrancas hacia el terreno más alto que las rodea. La nieve que se canaliza en estas áreas se moverá más rápidamente y con mayor fuerza, resultando en mayor peligro.

En segundo lugar, mantener el esparcimiento amplio entre los miembros de tu equipo para minimizar el peligro de ser barrido por la montaña en masa.

Si llegaras a estar atrapado en una avalancha, “lucha, lucha, lucha para no ser enterrado“, dice Sarah Carpenter del Instituto Americano de Avalancha en Victor, Idaho. “Nada, cava en la superficie de la cama (la parte de la nieve que no se mueve); Hacer cualquier cosa para evitar ser enterrado. “

Si el entierro es inevitable, protege tu vía aérea, y trata de obtener una extremidad sobre la superficie de la nieve. Esto hace que sea más probable que una persona pueda verte y desenterrarte.

0 Comentarios

No Comentarios Aún!

Se el primer comentario Comenta este post!

Leave a Reply