Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¿Qué es el mal de montaña?

¿Qué es el mal de montaña?

El mal de altura es un conjunto de síntomas que aparecen tras pasar un tiempo en lugares de elevada altitud. Este es uno de los principales enemigos de cualquier montañista.

A medida que ascendemos, se produce una disminución progresiva de la presión atmosférica y también de la presión parcial de oxígeno en el aire que respiramos. Es por esta razón que antes de hacer un ascenso es importante someterse a un periodo de aclimatación con la finalidad de que el cuerpo se adapte a la disminución de oxígeno.

¿Cuáles son los síntomas?


Mal agudo de montaña

El mal agudo de montaña puede aparecer incluso a altitudes de tan solo 2500 MSNM. Si aparecen algunos de los siguientes síntomas se aconseja descender de 300 a 500 metros.
• Dolor de cabeza
• Náuseas
• Pérdida del apetito
• Malestar general
• Mareos
• Dificultad para dormir
• Irritabilidad


nauseas-y-vomito

Ocasionalmente, el mal agudo de montaña puede progresar hacia formas más graves de mal de altura si no se atiende oportunamente. Si los síntomas son más graves o empeoran, debe iniciarse inmediatamente el descenso y siempre debe ir acompañado.

Edema pulmonar de las alturas


Cuando se presenten estos síntomas se debe buscar ayuda médica de inmediato e iniciar rápidamente el descenso a la menor altura posible.
Aparece por lo general al cabo de entre 24 y 96 horas de un rápido ascenso sin aclimatación. Los síntomas empeoran por la noche. Generalmente aparecen con una tos seca, sensación de ahogo al realizar hasta el mínimo esfuerzo, presión o dolor en el pecho, palpitaciones y fatiga. Los labios, las orejas y uñas pueden parecer azuladas debido a la falta de oxígeno.

Edema cerebral 


Es un trastorno potencialmente mortal
La falta de oxígeno puede provocar lesiones graves en el cerebro. Los síntomas son: náuseas, vómitos, dolores de cabeza, alteraciones visuales, irritabilidad, descoordinación, distracción, confusión, posible pérdida de conciencia y hasta convulsiones. Estos síntomas pueden evolucionar con rapidez de leves a potencialmente mortales si no se trata a tiempo.

Aclimatación


Acampa por lo menos 2 días antes en la parte baja de la montaña, ya que de esta manera el organismo se ira adaptando a la altura y la falta de oxígeno. Algunos otros consejos:
• Realiza el ascenso de forma gradual
• Bebe muchos líquidos antes y durante la expedición. (De 2 a 3 litros por día)
• Consumir hidratos de carbono de fácil digestión (como frutas y mermeladas)
• Descansa correctamente

2 Comentarios

  1. Eduardo Villegas Villegas septiembre 12, at 02:00

    Cierto ,son una serie de sintomas provocados por falta de aclimatación ,es decir no haber estado a determinada altitud y esa des compensación climática , se hace manifiesta , la falta de glóbulos rojos en la sangre provocan la falta de oxigenacisacion, al cererebro y es cuando el dolor de cabeza da comienzo y se incrementa si la persona afectada no desciende de inmediato a una cota de altitud menor . Conforme la persona permanece un poco más a determinada altitud , se van incrementando los glóbulos rojos esa acción no se gana de la noche a la mañana ,muero con constancia e incremento estacionario a alturas mayores se gana mayor estabilidad .

    Reply

Leave a Reply