Los 3 elementos del fuego

Los 3 elementos del fuego

Todos sabemos que los 3 materiales principales que necesitamos para encender un fuego son la yesca, leña y combustible pero, ¿sabes como utilizarlos correctamente?

Yesca:

El primer elemento que utilizamos para hacer fuego es la yesca. Esta la podemos llevar en nuestro equipo o quizá debamos encontrarla en el momento. La clave de nuestro éxito será experimentar con lo que tenemos cerca antes de necesitarlo en alguna emergencia.

  • Tipos de Yesca

Naturales: ( Palos de yesca, virutas de bambú o de corteza, serrín fino, brea de pino, pelusas y plumas de plantas y animales, polvo de estiércol , corteza de abedul ( esta se puede encender incluso húmeda), hierva seca,  musgo muerto y seco, los líquenes y las raíces.

Artificiales: Bolas de algodón, tampones, tela chamuscada, lata de fuego, pelusa textil, papel tisú, película fotográfica, tiras de caucho y mechas de vela.


Bola de yesca

Una buena manera de hacer que la yesca se prenda con una chispa o una brisa consiste en que formemos una bola suelta. Con algo de yesca formando una bola, rompe, frota y separa las fibras con los dedos hasta obtener una bola del tamaño  de una pelota de tenis. Coloca casi todo el material de combustión en el interior de la bola. ( por ejemplo, hierba seca, corteza de abedul y musgo).

Leña:

Es el segundo elemento para encender el fuego. Cuando esta esta seca podemos añadirla a la yesca ya ardiendo. Tienes que poder partirla con las manos, si no es así, probablemente no esté del todo seca. Si está húmeda, retira la corteza del exterior y parte las ramas en palitos de aproximadamente unos 15 cm.

La leña de madera blanda es muy combustible mientras que la de madera con resina inflamable ( como el pino) quema con intensidad y durante mucho tiempo.

Combustible

Una vez teniendo el fuego, al principio sera necesario estarlo atendiendo constantemente para evitar que se apague nuestro fuego, pero después de 5 minutos ya se habrá asentado y podrás ir añadiendo el combustible para conseguir un buen techo de brasas calientes que mantengan el fuego con el mínimo esfuerzo. Al principio deberemos utilizar nuestro “ combustible” seco partido en palitos que se enciendan fácilmente. Después, cuando el fuego este asentado podremos ir añadiendo leña más grande.

  • Tipos de combustible

Las maderas duras producen buenas brasas pero cuesta que ardan de forma continua. En cambio, las blandas de coníferas son más fáciles de encender pero queman antes y producen menos calor que otras así como humo.

El carbón es ligero, no produce humo y quema muy bien.


Debes tener en cuenta que todos estos elementos no deben ser adquiridos en plantas vivas. Siempre debes buscar en tus alrededores para conseguir ramas y troncos ya caídos. Si estos llegaran a estar húmedos debes dejarlos al sol para que empiecen a secarse, o bien, quitarle la corteza.

0 Comentarios

No Comentarios Aún!

Se el primer comentario Comenta este post!

Leave a Reply