¿Cómo hacer una fogata?

¿Cómo hacer una fogata?

Hacer una fogata puede parecer una tarea simple para los que cuentan con experiencia en camping, pero no está de más tener en cuenta algunos consejos. No sólo debemos saber cómo encenderlo, sino también como mantenerlo prendido, controlado y apagarla correctamente.

Antes de cualquier cosa debes evaluar el sitio antes de construir una fogata. Si hay arbustos o ramas bajas, crea una fogata pequeña o no la hagas. En condiciones secas, las brasas pueden brincar o volar y fácilmente iniciar un incendio forestal.

La manera correcta para construir una fogata exitosa

Para crear una fogata exitosa, necesitas tres tipos de combustible: yesca, ramas y leña. Asegúrate que esté seca.

  • Yesca: Ramas pequeñas, hojas o hierba seca.
  • Ramas: Son palos pequeños y delgados.
  • Leña: Es cualquier pieza de madera grande y es lo que mantendrá el fuego encendido durante la noche.

Recolecta únicamente madera que esté en el suelo. Nunca corte árboles vivos o rompa ramas de árboles en pie, incluso árboles muertos.

Lo primero que debemos tener en cuenta es saber si el lugar está permitido para prender fuego. Hay que mirar siempre alrededor y arriba, para evitar quemar alguna rama de un árbol o plantas.

El fuego debe encenderse dentro un pozo y/o contra una pared de tierra, piedras o nieve, para que esté más protegido del viento. Por seguridad, es mejor rodear la fogata de piedras.

Enciende la yesca con un cerillo o encendedor. Después de encender la yesca, sopla ligeramente en la base del fuego para alimentar el fuego con oxígeno, lo que ayudará a aumentar la intensidad de la llama y encender aún más la madera. Conforme se quema la leña, mueve las brasas hacia el centro para quemarlas por completo. Lo ideal es reducirla a ceniza blanca.

Apagar la fogata

La manera correcta de hacerlo, es dejando que se consuma y apagarla con suficiente tierra hasta ahogarla. Si estas cerca de algún rio o lago apaga el fuego vertiendo agua sobre ellos, separa las cenizas y luego aplica más agua. Repite tanto como necesites. Las cenizas deben estar frías al tacto antes de que te alejes del sitio. Asegúrate que las brasas están frías antes de partir. ¡Nunca dejes una fogata sin supervisión!

0 Comentarios

No Comentarios Aún!

Se el primer comentario Comenta este post!

Leave a Reply